Flores blancas, el himno de España y una madre deseando volver a abrazarle

Please log in or register to like posts.
Noticias


Cuando pierdes a un padre te quedas huérfano, pero cuando pierdes a un hijo no existe término para definir esta horrible situación. Ana Obregón ha querido darle el mejor homenaje que una madre podría darle a su hijo. Ataviada con un traje de Alejandro de Miguel y con una mascarilla con las iniciales de su retoño, la actriz sacó todo su coraje de madre y desplegó la mayor de sus fuerzas para mostrar a todo el allí presente la entereza que le demostró en vida a su pequeño Álex.Una vez que ha terminado la misa, SEMANA ha sido testigo de todo lo que ocurrió en este sentido funeral.

Desde las siete de la tarde, centenares de periodistas y fotógrafos aguardaban la llegada de los padres y familiares de Álex Lequio. SEMANA ha podido ser testigo en primera persona, a través de una invitada a la ceremonia, que nos pidió no revelar su identidad, del emotivo homenaje y despedida que tanto Ana Obregón como Alessandro Lequio le han ofrecido a su hijo. Siete personas del equipo de seguridad han velado para que tanto Ana como el resto de la la familia pudieran velar a Álex en la más estricta intimidad. “¿Podemos pasar? Queremos dar el pésame a la Obregón. ¿Se puede pasar o no?”, preguntaban unas ancianas a los porteros que han custodiado la parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Aunque titubearon, finalmente las dejaron pasar. Si hubiera que definir el ambiente de esta tarde de martes sería el de: condolencia, solidaridad, amor y comprensión.

Ha sido tal la cantidad de prensa y de curiosos que se han acercado a la iglesia, que incluso unos guardias civiles alertados por la situación han preguntado a uno de los periodistas de qué se trataba toda aquella congregación tan silenciosa y mediática. “Están celebrando la misa del hijo de Ana Obregón”, contestaba el aludido, provocando el especial pésame de miembro del cuerpo de la benemérita.

Ana Obregón, «destrozada» en el funeral de su hijo

“En su discurso Ana ha dicho que ha luchado hasta el final y que ha sido un honor y un gran privilegio ser su madre y que siempre lo será. También ha dicho que no veía el momento para volver abrazarse con él en la eternidad, como él decía”, nos contaba la que fuera amiga de Ana visiblemente afectada. “Al principio estaba muy rota, pero al final se ha ido recomponiendo. Ha tenido en todo momento a su hermana Celia muy pendiente de ella, a su hermano Javier detrás y aunque había un pasillo de por medio, a su lado ha estado también siempre Alessandro”.

“La verdad es que ha sido impresionante ver cómo ha escogido toda la música y luego con el tema de las flores… He estado en muchos funerales, por desgracia, nunca había visto un despliegue igual”, nos confesaba con el programa de la eucaristía en memoria de Álex en la mano. “Desde el suelo hasta la mitad de la pared estaba todo lleno de flores blancas y verdes. Cada banco tenía un ramo de flores enorme en cada extremo. Era impresionante. Parecía todo un bosque, junto a la fotografía de Álex a la derecha”. La mujer nos confirmó que aunque Ana se rompió en un primer momento, luego se pudo recomponer. “Un momento muy emotivo fue cuando sonó el himno de España y dos amigos suyos salieron al estrado a hablar y terminaron rompiendo a llorar”.

Cuando quisimos interesarnos sobre qué lazos de unión compartía con Ana, la señora nos confesó que se conocían desde que Ana montó su gimnasio de la madrileña calle Serrano, en el año 1987. “Hoy hemos visto ese átomo de estrella que le queda todavía a Ana, con ese vestido tan elegante, como a su hijo le gustaría verla”, nos explicaba para terminar al borde de las lágrimas. Lo que no nos cabe duda es que para todos ha sido una sorpresa que Ana pudiera mantener la compostura y no romperse de dolor en un día tan complicado para ella.

Su hermano habló en nombre de toda la familia

Al salir de la parroquia hubo un momento en el que Ana Obregón parecía querer acercarse hasta la puerta y dar la cara ante todos los medios allí congregados. Sin embargo, los abrazos y muestras de cariño la hicieron retroceder y desaparecer entre la multitud, regresando al vehículo que la esperaba. «Las palabras de mi hermana han sido muy bonitas. Y, con el corazón en la mano, ha sido una madre coraje que ha tenido un hijo que ha luchado hasta el final y que es todo un ejemplo para nosotros», explicaba el hermano de Ana Obregón en representación de toda la familia.

«La ceremonia ha sido maravillosa. Estaba todo lleno de flores y todos hemos agradecido el calor de las personas que no conocemos y que en todo momento han estado con nosotros en todo momento», nos explicaba conteniendo el llanto. Javier quiso explicarnos que todas las canciones que habían sonado en el funeral habían sido elegidas por su propia hermana y que cada una de ellas contenía fragmentos que a Álex le gustaban mucho. «Salgo destrozado de todo esto», pronunciaba como frase final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *